sábado, 28 de julio de 2012

CONFIANZA EN UNO MISMO..CULTIVALA


 Se comenta, que no hay nada de malo en esperar que las cosas salgan bien y querer ganar. Sin embargo, esto es lo que nos frena para tener confianza. Si nosotros cometemos un error, terminamos perdiendo confianza.
Somos responsables de nuestros actos, debemos estar atentos en nuestras acciones, comportamiento, cultivar día a día nuestra confianza, crecer como personas y sobre todo en lo espiritual.
Debemos ya conocernos, saber en  donde están nuestras debilidades, fortalezas, aprovechar el tiempo de vida que se nos da y sobre todo, tenernos confianza.
Al respecto, superación-personal.net, nos aporta que, muchos son los factores que pueden influir en el hecho de que una persona tenga o no confianza en sí misma, pero hay uno que es primordial: la manera en que es criada la persona. Cuando hablamos de persona, pensamos en una persona adulta y a menudo olvidamos que esa persona adulta fue antes una persona niña. Es durante la infancia que se echan las bases de lo que será la persona adulta, y es muy difícil que esta persona adulta pueda cambiar el rumbo que le fue marcado en su infancia.
 De acuerdo a como nos comportamos en nuestra infancia, se preocuparon por cultivar nuestra seguridad, confianza en uno mismo, nuestro comportamiento se manifiesta en el presente
 Se nos agrega, que consideremos, que  la infancia es la época en que la mente es más maleable, cuando más intensamente recibe la influencia de lo que la rodea. De aquí que cuando se habla de la influencia del medio ambiente o del entorno, se está haciendo referencia a la acción de los padres, de los parientes, de los amigos, de los maestros, de los compañeros escolares, durante la época en que la persona es más influenciable: su infancia.
Existen maneras de criar a un niño que estimulan la confianza en sí mismo y otras que tienden a destruirla. Deshacer el efecto de una mala crianza o una mala educación, es muy difícil cuando la persona ya es adulta. Sin embargo, el cambio puede darse, ya sea de manera fortuita o de manera deliberada.
Si pensamos que la confianza en sí mismo (o auto-confianza) se refiere a la creencia en la propia capacidad para llevar a cabo una tarea, podemos darnos cuenta de las diversas formas en que puede incrementarse la auto-confianza de una persona. En primer lugar, existen experiencias fortuitas que permiten a la persona darse cuenta de que es capaz de llevar a cabo una tarea para la que pensaba no tener condiciones. Se les suele llamar "experiencias cruciales" porque marcan una encrucijada en el camino vital.
 Nos indica reirse.wordpress.com  que tomemos muy en consideración,, que en cualquier área de la vida, la falta de confianza en uno mismo, puede ser fatal. Nos inmoviliza, nos deja mudos. Sobre la necesidad de cultivar y alcanzar una excelente confianza en uno mismo  se nos proporcionan  algunos consejos :
1. Ante el primer síntoma de desconfianza, pregúntese, "¿Qué es lo peor que nos  podría pasar?". Muy a menudo se otorga excesiva importancia a los potenciales problemas que pueden surgir si intentamos algo. ¿Porqué no usar toda nuestra energía en lograr nuestras metas, en lugar de gastarlas preocupándonos de lo que podría ocurrir? Se debe actuar  sin miedo ! Minimizar riesgos, vale, pero que el miedo no nos puede detener.
2. Si estamos asustado  porque vamos  a hacer algo por primera vez... sencillo! imaginémonos  que ya lo hemos  hecho en el pasado ! Cerremos nuestros ojos e imaginémonos nosotros mismo, y de  forma realista posible (poner nuestro cinco  sentidos en ello), culminando con éxito lo que ahora se va hacer por primera vez.  Se nos comenta, que la mente realmente no sabe diferenciar entre algo imaginado con mucho detalle, de algo real. Lo confunde. Habremos  superado el miedo a la primera vez.
3. Viajemos al futuro y, desde allí, preguntémonos  si a lo que nos enfrentamos es algo tan importante como ahora nos  parece.  Se dice, que este ejercicio puede ser un poco morboso, pero funciona a la perfección. Imaginemos en nuestro lecho de muerte  de muerte, haciendo  un recuento de lo que ha sido nuestra  vida. Nos rodean nuestra  familia y amigos. Estamos  revisando los momentos más significativos de nuestra  existencia. ¿Realmente creemos que a lo que ahora hacemos  frente va a aparecer en ese repaso? Eso es altamente improbable. Viendo las cosas con la perspectiva adecuada nos damos cuenta de la importancia que realmente tienen. Al ponerlas en su sitio, el miedo -el respeto- que nos da desaparece.
4. Anulemos  a la molesta y negativa vocecilla interna que nos  dicta como actuar.
5. Pensemos  en el "como sería si...". Este truco es realmente bueno. Ante una situación concreta, ¿Si tuviéramos  confianza, como actuaríamos? ¿Como nos  moveríamos? ¿Como hablaríamos? ¿En que pensaríamos? ¿Que cosas nos diríamos a nosotros mismo? Preguntándonos estas cuestiones, estamos, literalmente, forzándonos  a imaginarnos  en un estado de confianza... ya lo único que tenemos  que hacer es "actuar" en función a las respuestas que demos. Poco a poco se irá  olvidando que estamos  actuando, y se convertirá en un hábito automático.
6. Encuentre a alguien que ya demuestra confianza en ese área, e imítelo. Tome como modelo su comportamiento, su actitud, sus valores, sus creencias... y aplícalo, de la forma que puedas, en el contexto que  necesita. ¿Cómo hacer esto? Si tienes la posibilidad hable con él, y si no, pues trata de acercarse, y de observarlo lo más que puedas. Aprenda de él.
7. Recuerde: perdemos  el 100% de las oportunidades que no intentamos. Para conseguir lo que queremos, debemos  actuar. A veces lo que nos inmoviliza es el pensar que vamos a molestar... que estamos en un entorno hostil. Por ejemplo, necesitamos preguntar por algo, pero preferimos no hacerlo y dejarlo pasar. Hay que cambiar.  Debemos creer que la gente realmente está ansiosa por ayudarnos. Puede que esto no sea del todo cierto en el Mundo Real... pero tener esta mentalidad es algo muy útil. Si no lo conseguimos  a la primera, preguntemos  a cuantas personas sean necesarias para obtener lo que buscamos. Al final casi siempre lo conseguiremos. De hecho la mayoría de la gente está encantada en poder ayudar a otros. Se sugiere extrapolarlo  a otros ámbitos: tome en cuenta  creer ciegamente que te mueves en un entorno amistoso.
 No olvide por último,  lo que nos aporta tess.blogcindario.com ,  sobre algunas de la características de la persona "segura" :
  • Expresión facial distendida.
  • Postura corporal sólida y autoafirmada.
  • Mirada de frente y a los ojos.
  • Tono de voz suave y profunda.
  • Gestos armónicos, congruentes con las palabras.
  • Interacción con otros de manera natural y espontánea.
  • Manera de vestirse "personal" y no dependiente de la moda.
Para aumentar nuestra confianza necesitamos  cambiar nuestras percepciones y estándares. Nuestra confianza es determinada en como nosotros actuamos en el pasado en una situación similar. Nosotros evaluamos las situaciones a través de comparaciones. Debemos de aprender  cómo aumentar la confianza en uno mismo.
laautoestima.com  nos lega algunas formas para aumentar la confianza en nosotros mismos a saber:  
  • Hacer una lista de lo que le gusta de nosotros mismo, hace bien. Es una manera simple de aumentar su confianza.
  • Recordémonos que no tenemos que  esperar que otra persona determine nuestro  valor.
  • Hablemos   con alguien con la que se puede confiar. Especialmente cuando nos encontramos en una situación que nos sintamos con confianza. Ellos nos  darán un mensaje positivo y nos  ayudarán a aumentar su confianza.
  • Hagamos  algo riesgoso, que nos  de miedo. Hagamos  algo que nunca hemos hecho  antes eso nos dará  más confianza