viernes, 25 de noviembre de 2016

Los 14 Puntos de Deming

Hoy es considerado en general como el máximo experto en gestión de calidad, y todavía es citado como el precursor de la tercera revolución industrial (la primera tuvo lugar a comienzos del siglo XIX con la simple automatización; la segunda, a fines del mismo siglo con los conceptos de ensamblado/montaje, y la tercera está ocurriendo con la revolución de la información/informática y la computación).


Los Principios Básicos


Calidad no quiere decir lujo. La calidad es un grado de uniformidad y fiabilidad predecible, de bajo coste y adaptado al mercado. En otras palabras, la calidad es todo lo que el consumidor necesita y anhela. En vista de que las necesidades y deseos del consumidor son siempre cambiantes, el modo de definir la calidad con referencia al consumidor consiste en re-definir constantemente los requerimientos.

La productividad aumenta mientras la variabilidad disminuye. El control de calidad es necesario, ya que todas las cosas varían. El control estadístico no significa la ausencia de productos o servicios defectuosos, sino que más bien permite predecir los límites de las variaciones. Hay dos tipos de variación: fortuitas e imputables. Es inútil tratar de erradicar los defectos causados por el azar. Pero puede resultar muy difícil distinguir entre los dos, o determinar las causas imputables. No basta con responder a las especificaciones; también es necesario reducir la variación.

Deming critica severamente el estilo de administración en Estados Unidos y es un defensor de la participación del trabajador en el proceso de la toma de decisiones. Afirma que la dirección es responsable del 94 por ciento de los problemas de calidad, y señala que es una tarea de la misma ayudar al personal para que trabaje con más entusiasmo y no con más esfuerzo. Deming insiste en que una de las primeras medidas de la administración es eliminar las barreras que impiden a los trabajadores desarrollar una tarea eficiente. Los programas de motivación que ofrecen sólo palabrerías no tienen lugar aquí; los trabajadores distinguen muy bien entre palabrería y compromiso.

La inspección de los productos que ingresan o que salen es demasiado tardía, ineficaz y costosa. La inspección no mejora ni garantiza la calidad. Además, habitualmente admite una cierta cantidad de defectos. El mejor reconocimiento que se puede ofrecer a un vendedor de calidad es recompensarlo con más operaciones. Deming aboga por una sola fuente de aprovisionamiento. Piensa que contar con múltiples proveedores como medida de protección es una práctica costosa. Las ventajas del proveedor único incluyen un mayor compromiso del mismo. Además, se eliminan las pequeñas diferencias entre los productos de dos proveedores, y se simplifica la contabilidad y el papeleo. Contra el argumento de que un único proveedor puede significar pagar un precio más alto, Deming sostiene que la política de intentar una reducción del precio de los bienes adquiridos, sin contemplar la calidad y el servicio, puede desplazar de la industria a los buenos vendedores y los buenos servicios.

A continuación, mostraré un resumen de los famosos 14 puntos de Deming, junto con las siete enfermedades mortales y una cantidad de obstáculos. Estos elementos se analizan detalladamente en el trabajo de Deming, Out of the Crisis (Salir de la crisis).


Los 14 Puntos de Deming
  1. Cree una constancia del propósito para el mejoramiento del producto y del servicio. La visión debe orientar la cultura empresarial y proporcionar un objetivo a la organización. Esta visión le da a la organización una perspectiva a largo plazo. Evalúe el compromiso de la dirección, y determine cómo está actuando la organización en relación con otras empresas.
  2. Adopte la nueva filosofía. El sector directivo de Occidente debe despertar el desafío, y asumir un nuevo papel en el liderazgo. La revolución de la calidad es comparable en importancia económica a la Revolución industrial. Es concurrente con la globalización de la economía.
  3. Deje de depender de la inspección para lograr calidad. Introduzco herramientas modernas de calidad, como el control estadístico de procesos, las operaciones evolutivas, el diseño de experiencias y el despliegue de la función de la calidad. La inspección sólo sirve para evaluar un problema, y no permite ninguna corrección. A menudo se dice que no se puede “inspeccionar la calidad”.
  4. Minimice el coste total operando con un solo proveedor; termine con la práctica de asignar operaciones sólo sobre la base del precio. No haga acuerdos comerciales a tontas y a ciegas con el más bajo oferente. En lugar de eso, reduzca al mínimo el coste total. Opte por un solo proveedor para cada artículo, estableciendo una relación a largo plazo sobre la base de la lealtad y la confianza. Los programas de certificación del vendedor y los análisis de los costes totales (del ciclo completo) juegan un importante papel en este sentido.
  5. Mejore constantemente y para siempre cada proceso. Yo no basta simplemente con resolver los problemas. El mejoramiento continuo de la calidad y de la productividad reduce constantemente los costes. Prevenga los defectos y mejore el proceso. Para lograr un mejoramiento es imprescindible conocer la respuesta de los consumidores y de los vendedores o proveedores.
  6. Instituya la capacitación en la función. La capacitación se aplica a todos los niveles de la organización, desde el más bajo hasta el más alto. No desestime la posibilidad de que los mejores instructores puedan ser sus propios empleados.
  7. Adopte e instituya el liderazgo. El liderazgo surge de los conocimientos, la pericia y las habilidades interpersonales, no de la autoridad. Todos pueden y deberían ser líderes. Las cualidades del liderazgo ya no se consideran innatas y enigmáticas; pueden ser adquiridas. Los líderes son capaces de eliminar las barreras que impiden al personal y a las máquinas alcanzar su nivel óptimo de rendimiento.
  8. Elimine el temor. El temor nace del liderazgo inseguro que se respalda en las normas laborales, en la autoridad, en el castigo y en una cultura empresarial que promueve la competencia interna fuera de lugar en una empresa eficiente. También puede originarse en el abuso emocional y físico por parte de los colegas y superiores. El temor extingue la creatividad, que es el motor del mejoramiento de la calidad. Ese temor puede ser vencido al identificar y cubrir las brechas en la comunicación, la cultura y la capacitación. Los factores inherentes al sistema también pueden generar temor, como las evaluaciones de performance, los programas de bonificaciones y las cuotas de trabajo.
  9. Derribe las barreras entre las áreas del personal. Todos deben trabajar como un equipo, en pos de una meta común. El trabajo en equipo es un imperativo en la administración moderna. Pueden ser necesarias nuevas estructuras organizativas. Transformar el organigrama es una experiencia que atemoriza, sin embargo, resulta necesaria para lograr el adecuado equilibrio y perspectiva.
  10. Elimine los eslóganes, las exhortaciones y los objetivos para la plantilla.Los programas o campañas que imponen una tarea pero dejan al trabajador sin poder como para lograr un objetivo representan una administración por medio del temor.
  11. Elimine las cuotas numéricas para los trabajadores y las metas numéricas para la dirección. Deje de lado la administración por objetivos o, más precisamente, la administración por números. Substituya el liderazgo. Las cuotas numéricas no tienen en cuenta los factores estadísticos que afectan a todos los trabajadores. No todos los trabajadores pueden estar por encima del promedio; tampoco todos por debajo del mismo. La práctica tradicional en la ingeniería industrial es la “administración por números” y a esto alude precisamente Deming. Las mediciones del trabajo dieron resultado hasta una cierta etapa en el desarrollo industrial, pero la sociedad y las empresas han evolucionado más allá de eso. Hoy, las cuotas de trabajo pueden imponer un techo a la calidad y la producción, antes que un objetivo. La variación natural se ignora en estos sistemas, y las cifras adquieren relevancia sobre todos los otros intereses de la empresa.
  12. Elimine las barreras que impiden que el personal experimente orgullo por la tarea. Elimine el sistema de calificación anual. Elimine todo aquello que prive al trabajador del orgullo por su trabajo. La responsabilidad de los supervisores debe pasar del volumen y el resultado final a la calidad. Elimine las barreras que impiden a la gente de dirección e ingeniería la posibilidad de estar orgullosos de su tarea. Esto significa suprimir las calificaciones anuales o por mérito y la administración por objetivos.
  13. Instituya un vigoroso programa de capacitación y autosuperación para todo el personal. La capacitación produce un cambio inmediato de conducta. Los resultados de la formación pueden no manifestarse de inmediato, pero suelen tener efectos importantes en el largo plazo. La autosuperación es una tarea progresiva de educación y desarrollo de uno mismo. Esto puede significar la implementación de cursos de administración del tiempo, la reducción del estrés, permitir al personal que utilice su tiempo de trabajo para practicar una actividad física en caso de que desarrolle una tarea sedentaria o permitir a los empleados que tienen trabajos más activos participar en tareas intelectuales o cursos.
  14. Haga trabajar a todo el personal de la compañía para lograr la transformación. Es necesario un compromiso de los altos niveles directivos a fin de lograr el esfuerzo necesario para la transformación. La transformación es tarea de todos.

LAS SIETE ENFERMEDADES MORTALES
  1. Falta de constancia en el propósito. La falta de visión da por resultado una ausencia de objetivos y una falta de disciplina que puede conducir al deterioro del ambiente laboral y de la organización.
  2. Énfasis sobre las ganancias a corto plazo; un pensamiento de corto alcance. Esto es lo mismo que se ha dicho arriba, pero se ve con tanta frecuencia en las empresas norteamericanas que merece una mención especial. Que el informe trimestral sea la única finalidad de la empresa es un suicidio empresarial. Desafortunadamente, existen muchos mecanismos institucionales que actúan en contra de este aspecto de la transformación.
  3. Evaluaciones anuales de performance. Los efectos de las evaluaciones deperformance son devastadores. La administración por objetivos inconsistente es lo mismo. Una administración por el temor para manejar al personal puede ser mejor que estas herramientas sumamente demotivadoras.
  4. Movilidad de los puestos ejecutivos; cambio de empleo. En la sociedad occidental se asigna poca importancia al hecho de permanecer en el empleo durante años y de rendir al máximo.
  5. Utilice cifras tangibles sólo para los ejecutivos. Si la información fuera relevante para su trabajo, ellos necesitan estar informados.
  6. Los excesivos costes por salud. Los libros sobre el estrés abundan. La razón es la gran insatisfacción que se experimenta en el ámbito laboral de las empresas actuales; un corolario de esto es el auge de los trabajadores independientes. Dicho en términos más simples, la gente que disfruta con su trabajo es más saludable. Los planes de salud que incluyen medidas preventivas deben ser seleccionados entre aquellos que simplemente ofrecen una respuesta a los problemas.
  7. Los excesivos costes por responsabilidad civil. Esto es alentado por los abogados que trabajan sobre la base de honorarios eventuales, en una sociedad que cotiza muy alto una profesión que brinda escaso o ningún valor agregado.

LOS OBSTACULOS DE DEMING
1.      Descuidar la planificación y la transformación de largo plazo.
2.      La idea de que los problemas se resuelven con la automatización, dispositivos y otros “elementos”.
3.      Adoptar una variedad de recetas para implementar el mejoramiento de la calidad sin seguir los principios básicos resultará desastroso.
4.      La actitud “nuestros problemas son diferentes” lleva a ignorar los principios básicos.
5.      La desactualización en la enseñanza, tanto en los colegios como en las escuelas para graduados, tiene que ser superada.
6.      Basarse en los departamentos de control de calidad para “resolver todos nuestros problemas de calidad”. La calidad debe llegar a ser parte de la tarea de todos.
7.      Responsabilizar al personal por los problemas. Debe haber un mejoramiento del sistema así como del producto. Un producto libre de defectos no significa nada si se fabrica el producto inadecuado.
8.      Calidad por inspección. La calidad no se puede “inspeccionar”. Responder a las especificaciones no significa lograr calidad; eso no es todo.
9.      Los fracasos pueden ser el resultado de la capacitación masiva con escasa orientación a la implementación. Otros fracasos ocurren cuando la idea a ser implementada requerirá años de transformación cultural. Deming remite al ejemplo de los círculos de control de calidad que han sido escasamente implementados en Estados Unidos, a causa de la falta de comprensión y de acción por parte de la dirección.
10.  Las computadoras sin personal. Las computadoras pueden eliminar lo tedioso de los cálculos, pero no la necesidad de interpretación. Los sistemas no han evolucionado hasta el punto de una fábrica de robots, y es bastante probable que esto no ocurra por un largo tiempo.
11.  Las pruebas inadecuadas. Los prototipos son mucho menos costosos que un fracaso masivo en la producción. La fabricación asistida por la computación permite producir prototipos “simples” que son fáciles de modificar y hacen un buen trabajo a la hora de imitar la realidad. Un modelo “complejo” se puede construir después de experimentar con diferentes prototipos simples.
12.  “Cualquiera que venga a asesorarnos debe comprender todo acerca de nuestra empresa”, esta es una actitud arrogante que conduce al fracaso. Las respuestas se pueden encontrar dentro de la organización, provenir de los consultores externos y de otras fuentes.

viernes, 4 de noviembre de 2016

Cosechas lo que siembras

Cosechas lo que siembras

Había una vez un anciano que pasaba los días sentado junto a un pozo a la entrada del pueblo.
Un día, un joven se le acercó y le preguntó:
- Yo nunca he venido por estos lugares... Cómo son los habitantes de esta ciudad?
El anciano le respondió con otra pregunta:
- Cómo eran los habitantes de la ciudad de la que vienes?
- Egoístas y malvados, por eso me he sentido contento de haber salido de allá.
- Así son los habitantes de esta ciudad, le respondió el anciano.
Un poco después, otro joven se acercó al anciano y le hizo la misma pregunta:
- Voy llegando a este lugar.
Cómo son los habitantes de esta ciudad?
El anciano, de nuevo, le contestó con la misma pregunta:
- Cómo eran los habitantes de la ciudad de donde vienes?
Eran buenos, generosos, hospitalarios, honestos, trabajadores.
Tenía tantos amigos que me há costado mucho separarme de ellos.
- También los habitantes de esta ciudad son así,
respondió el anciano.
Un hombre que había llevado a sus animales
a tomar agua al pozo y que había escuchado la conversación, en cuanto el joven se alejó le dijo al anciano:
- Cómo puedes dar dos respuestas completamente diferentes a la misma pregunta hecha por dos personas?
- Mira - le respondió, cada uno lleva el universo en su corazón.
Quién no ha encontrado nada bueno en su pasado, tampoco lo encontrará aquí.
En cambio, aquel que tenía amigos en su ciudad, encontrará también aquí amigos leales y fieles.
Encuentran siempre lo que esperan encontrar.
Porque las personas son lo que encuentran en sí mismas.
TODO LO BUENO Y LO BELLO DE LA VIDA
QUE NECESITAS LO LLEVAS DENTRO DE TI.

lunes, 24 de octubre de 2016

¡¡Crea tu propia vida y vívela!!

¡¡Crea tu propia vida y vívela!!
Algunas personas llegan a nuestras
vidas y rápidamente nos damos cuenta
de que esto pasa porque debe de ser
así.

Para servir a un propósito, para enseñarnos
una lección, para descubrir quienes somos
en realidad.

Tú no sabes quienes son estas personas,
pero cuando fijas tus ojos en ellas, sabes y
comprendes que ellos afectarán tu vida de
una manera profunda.

Algunas veces te pasan cosas que parecen
horribles, dolorosas e injustas.
Pero en realidad entiendes que si no hubieras
superado estas cosas, nunca hubieras realizado tu
potencial, tu fuerza, o el poder de tu corazón.

Todo pasa por una razón en la vida.

Nada sucede por casualidad o por la suerte.
Enfermedades, el amor, momentos perdidos
de grandeza o de tonterías. Todo ocurre para
probar los límites de tu alma.

Sin estas pequeñas pruebas la vida sería como
una carretera recién pavimentada: suave, lisa,
cómoda y segura, y tal vez, directa y sin rumbo.
Mas empañada y sin razón.

La gente que conoces afecta tu vida.
Las caídas y los triunfos que tú
experimentas crean la persona que eres.

Aún se puede aprender de las malas
experiencias. Y quizá éstas, sean más
significativas en nuestras vidas. Si
alguien te hiere, te traiciona o rompe
tu corazón, dale gracias porque te ha
enseñado la importancia de perdonar,
de la confianza y a tener más cuidado
de a quién le descubres tu corazón.

Entabla una conversación con
gente que no hayas dialogado
nunca. Escúchales y presta
atencion

Si alguien te ama, ámalo . No porque te ame,
sino porque te ha enseñado a amar, a abrir tu
corazón y tus ojos a las cosas pequeñas de la
vida.
Has que cada día cuente y aprecia cada instante.
Aprende todo lo que puedas aprender... Ahora es el
momento. Quizá más adelante no tengas la oportunidad.

Permítete enamorarte, liberarte, y pon tu vista
en un lugar muy alto. Mantén tu cabeza erguida
porque tienes todo el derecho a hacerlo.
Repítete a ti mismo que eres un individuo
magnífico y... CREÉLO.
Si no crees en ti mismo nadie más lo hará tampoco.

¡¡Crea tu propia vida y vívela!!

UN POCO DE ALEGRÍA


Ten presente que...

La alegría no se encuentra en las cosas,se halla en nosotros.

La alegría más grande, es la inesperada.

La alegría cuanto más se gasta... más se queda.

Justa causa de alegría es ver feliz a un amigo.

El mundo esta lleno de alegrías, el arte se halla en saber distinguirlas

Muchas personas, se pierden las pequeñas alegrías esperando la llegada de la gran felicidad.

Ser capaz de encontrar alegría en la alegría del otro, es el secreto de la felicidad.

La alegría de hacer bien esta en sembrar, no en recoger.

La alegría de vivir, es el más grande poder cósmico.

No te conformes con sentir la alegría dentro de ti..

martes, 11 de octubre de 2016

El poder de la mente subconsciente

El poder que ejerce el subconsciente ejerce en nosotros va mucho más allá de lo que imaginamos. Desde pequeños, especialmente en los primeros años de vida, llenamos al subconsciente de una larga serie de órdenes que él luego ejecutará sin necesidad de que nosotros las recordemos.
Cosas tan sencillas como, por ejemplo, un catarro. Los mayores nos contaron en su momento que el frío, un aguacero, un viento demasiado pronunciado, etc. podían llevarnos a coger un resfriado; y aprendimos a temer esa posibilidad. El resultado es que, incluso ahora, aunque no pensemos en aquellas órdenes, éstas se mantienen en nuestro subconsciente y repiten los efectos esperados en nuestro cuerpo cada vez que se produce alguna de las situaciones descritas.
Empezar a pensar en positivo
Cuando queremos empezar a trabajar nuestra mente lo primero es cambiar nuestros pensamientos, pero ¿qué pensamientos?
El poder de la mente, como hemos dicho, es casi ilimitado. Si creemos que algo no es posible, para nosotros no lo será; pero si creemos que sí… ¡lo conseguiremos!
Por ello los primeros pensamientos que debemos vigilar son aquellos que puedan traernos problemas y limitaciones. Todos aquellos que por ejemplo empiecen por: no puedo, no lo sé, estoy mal…
La mayoría de nuestros problemas derivan de una creencia inconsciente. Por ejemplo, a menudo la gente cuando se encuentra enferma no hace más que reafirmar esa misma condición. Cuando les preguntamos cómo están siempre obtenemos respuestas como “no me encuentro nada bien” o “creo que estoy empeorando” o “me duele mucho” etc. Cuando eso es un grave error que no hace sino agravar su propia situación.
Cada vez que un pensamiento así se nos pase por la cabeza, nos pondremos en guardia. Diremos entonces “No es verdad, me encuentro bien; no puedo encontrarme mal, eso es imposible”.
Lo mismo cada vez que sintamos que no podamos con algo. No es cierto, puedo; claro que puedo. ¿Por qué no iba a poder si otros lo hacen? Puedo lograr lo que desee sin problemas, solo tengo que pensarlo y ocurrirá.
Nuestra mente es capaz de alterar y transmutar la realidad, nuestra vida. Si creemos firmemente en algo, se cumplirá; a menos que no creamos que realmente se puede cumplir. He ahí la importancia del subconsciente, no basta con el optimismo, hay que integrarlo, hay que creerlo firmemente. Y cuando lo logremos, no habrá barreras para nosotros.
Pensar es crear, y cuando el subconsciente no limita nuestras posibilidades, podemos crear lo que se nos antoje. Salud, dinero, amor, felicidad, abundancia, prosperidad, equilibrio, todo esto y mucho más está a nuestro alcance sólo con que nos detengamos a pensar que es posible. Debemos creer que es posible.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Ese...ese es el coste de la vida

Imposible atravesar la vida ...sin que un trabajo salga mal hecho,sin que una amistad cause decepción,sin padecer algún quebranto de salud,sin que un amor nos abandone,sin que nadie de la familia fallezca,sin equivocarse en un negocio.

Ese...ese es el coste de la vida

Sin embargo lo importante no es lo quesuceda, sino, como se reacciona.Si te pones a coleccionar heridaseternamente sangrantes,vivirás como un pájaroherido incapaz de volver a volar.

Uno crece...Uno crece cuando no hay vacío de esperanza,ni debilitamiento de voluntad, ni pérdida de fe.Uno crece cuando acepta la realidad y tiene aplomo de vivirla.

Cuando acepta su destino, pero tiene lavoluntad de trabajar para cambiarlo.Uno crece asimilando lo que deja por detrás, construyendo lo que tiene por delante y proyectando lo quepuede ser el porvenir.

Crece cuando supera, se valora, y sabe dar frutos.Uno crece cuando abre camino dejandohuellas, asimila experiencias... ¡Y siembra raíces!

Uno crece cuando se impone metas, sin importarle comentarios negativos, ni prejuicios,cuando da ejemplos sin importarle burlas, ni desdenes,cuando cumple con su labor.

Uno crece cuando se es fuerte por carácter,sostenido por formación, sensible por temperamento...¡Y humano por nacimiento!..Uno crece cuando enfrenta el invierno aunque pierda las hojas.Recoge flores aunque tengan espinas ymarca camino aunque se levante el polvo.Uno crece cuando se es capaz de afianzarse con residuos de ilusiones, capaz de perfumarse, con residuos de flores...¡Y de encenderse con residuos de amor...!

Uno crece ayudando a sus semejantes,conociéndose a sí mismo y dándole a la vida más de lo que recibe.Uno crece cuando se planta para no retroceder...Cuando se defiende como águila para no dejar de volar......
cuando se clava como ancla y se ilumina como estrella.Entonces...entonces es,, cuando Uno Crece

jueves, 18 de agosto de 2016

No todo tiene explicación

Muchas de las decisiones que tomamos en la vida – desde lo que hacemos, a cómo nos comportamos y con quiénes interactuamos – están sujetas a cuestionamientos y comentarios de aquellos que nos rodean. Familiares, amigos e incluso completos extraños; con frecuencia sentimos que todos guardan una opinión acerca de las cosas que hacemos, sin importar cuán pequeñas o insignificantes esas cosas nos parezcan.
A veces, la gente incluso llega a pedirte explicaciones por las decisiones que has tomado para tu propia vida. Podrías sentirte obligado a responder, pero algunas cuestiones no son, en realidad, de la incumbencia de nadie más y no debes explicación alguna por las siguientes 15 cosas – aunque pienses que sí.
 1. No le debes explicaciones a nadie por tu situación de vida.

Ya sea que estás conviviendo con tu exnovio o exnovia, quedándote en diferentes hostales a lo largo del país o viviendo con tus padres por un tiempo, no le debes explicaciones a nadie por las personas con quienes vives y por qué, si no quieres. Si estás completamente consciente de tu situación de vida, entonces es porque tienes tus propias razones para estar en dicha situación y no son asunto de nadie más.

2. No le debes explicaciones a nadie por tus prioridades de vida.

Tú tienes tus propias convicciones acerca de las cosas que te harán, a ti y a tus seres queridos, realmente cómodos y felices. Esa es tu primera prioridad. Dado que todos somos individuos únicos y tenemos distintos valores, sueños y aspiraciones, tus prioridades centrales serán diferentes a las de los demás. No le debes explicaciones a nadie por lo que consideras tu primera prioridad en la vida: eso es cosa tuya y solo tuya.

3. No tienes por qué disculparte si no lo sientes realmente.

Si no estás arrepentido de tus acciones, sigues pensando que alguien está equivocado o no estás realmente interesado en su perdón, no tienes porqué pedir disculpas. Muchas personas piden disculpas demasiado rápido y tratan de sanar heridas que no están listas para ser atendidas y, a fin de cuentas, lo único que logran es agravar la herida y atraer más problemas. No debes disculparte si no lo sientes apropiado o si tu versión de la historia no ha sido escuchada.

4. No le debes explicaciones a nadie por querer un tiempo a solas.

Quizás te preocupa parecer “maleducado”, “antisocial” o “apartado cuando cancelas planos u otras obligaciones debido a que necesitas pasar tiempo a solas para reiniciarte, relajarte o simplemente disfrutar de un buen libro por tu propia cuenta. Sin embargo, pasar tiempo a solas es completamente normal, natural y una práctica necesaria que más gente debería adoptar. Tómate tu tiempo con confianza, pues no le debes explicaciones a nadie por él.

5. No tienes por qué mostrarte de acuerdo con las convicciones de los demás.

Sólo porque alguien comparte apasionadamente sus creencias personales, no quiere decir que tienes que simplemente sentarte ahí y asentir a todo lo que digan. Si no estás de acuerdo con lo que dicen, sería injusto contigo mismo y con tu interlocutor el suprimir tus ideas y sensaciones y pretender que estás de acuerdo con ellos. Está bien, y es mejor, mostrarse en desacuerdo con gracia, en lugar de acumular tu desaprobación y frustraciones.

6. No tienes porqué decirle que sí a todo.

Tienes el derecho a decir que no en todo momento en que no tengas una razón poderosa para decir que sí. De hecho, la gente más exitosa en el mundo son aquellos que han perfeccionado el arte de decir que no a todo lo que no sea prioritario. Reconoce la generosidad de los demás y muéstrate agradecido por ella, pero no tengas miedo de rechazar educadamente todo aquellos que te aleje de tus prioridades principales. Así es como se avanza.

7. No debes explicaciones a nadie por tu apariencia física.

Puedes ser delgado, relleno, alto, bajo, bonito o lo que sea, pero no tienes porqué explicar a nadie por qué te ves como te ves. Tu apariencia física es asunto tuyo y sólo genera obligaciones para contigo mismo. Tu apariencia física no debe determinar tu autoestima.

8. No debes explicaciones a nadie por tus preferencias alimenticias.

Hay ciertos alimentos que sencillamente no te gustan por un sinfín de motivos, incluyendo sabores y razones médicas. Tus preferencias alimenticias son un asunto que es mejor mantener para ti. Si alguien te molesta y pide explicaciones porque comes (o no comes) ciertos alimentos, ignóralo y simplemente di que te sientes mejor comiendo (o no comiendo), esos alimentos.

9. No debes explicaciones a nadie por tu vida sexual.

Mientras sea consensuada y con otro adulto, no debes explicaciones a nadie por dónde, cuándo y cómo conduces tu vida sexual. Puedes esperar al matrimonio, probar con aventuras de una sola noche o experimentar con personas de tu mismo sexo a placer de tu corazón y todavía no existirá razón alguna para explicar tus preferencias sexuales a nadie.

10. No debes explicaciones a nadie por tu carrera o tus decisiones de vida.

 A veces, las circunstancias nos obligan a elegir entre nuestro trabajo y “tener una vida”. La decisión no siempre es fácil y puedes terminar eligiendo tu trabajo, no debido a un desinterés por tu familia o vida social, sino debido a que estás trabajando en algo que te dará seguridad en el futuro, que te puede hacer sentir completo. Sea como sea, no le debes explicaciones a nadie por elegir a tu carrera sobre tu vida personal (o viceversa), siempre y cuando tengas confianza en lo que haces y los motivos por los que lo haces.

11. No debes explicaciones a nadie por tus convicciones políticas o religiosas.

 Da lo mismo si eres de izquierda o derecha, Liberal o Conservador, Católico, Protestante o Musulmán,: es una decisión personal. No le debes explicaciones a nadie de los porqués de tus creencias. Si alguien no puede aceptarte por lo que eres, ese es su dogma – no el tuyo.

12. No le debes explicaciones a nadie por estar soltero.

Ya sea que estás soltero por diseño o por default, no es asunto de nadie. Estar soltero no es un desorden de la personalidad. Eres libre de estar o no en una relación. Además, tú eres mucho más que tu status amoroso y la soltería es una de esas etiquetas sociales que a nadie debería importarle.

13. No le debes una cita a nadie sólo porque te preguntaron.

 Alguien puede ser agradable, atractivo e incluso puede provocarte cierto interés, pero no le debes a nadie una cita sólo porque la pidió. Si sientes que no quieres ir a esa cita, entonces no lo hagas. Puedes dar los motivos de tu decisión, pero mantenlo breve y apégate a tu decisión.

14. No le debes explicaciones a nadie por tus decisiones respecto al matrimonio.

Sea que decidiste casarte y tener hijos o jamás hacerlo y no ser padre, esa es una decisión personal. Incluso tu madre que se muere por tener hijos debería entender que el matrimonio es una decisión personal que simplemente no está hecha para todos. Ella debería respetar tu decisión sin importar lo difícil que sea de procesar.

15. No le debes explicaciones a nadie por tus elecciones amorosas.

A veces las personas hacen comentarios inapropiados acerca de tus relaciones amorosas, asunto que, en realidad, no es para nada de su incumbencia. Puedes escuchar en los pasillos comentarios como “no son la pareja perfecta” o que debieses encontrar a alguien más. Sin embargo, no tienes que responder a nadie más que a ti mismo por tus decisiones amorosas. Vive tu vida y nunca, jamás, nunca te quedes o dejes una relación solo porque alguien más dice que tienes que hacerlo. Comete tus propios errores si así debes, pero siempre aprende de ellos.


sábado, 14 de mayo de 2016

La autoestima en todos sus estados

"Madurez del hombre: consiste en lograr la seriedad que de niño ponía en sus juegos."
Friedrich Nietzsche,
 Más allá del bien y del mall

LA AUTOESTIMA FLUCTÚA: puede ser más o menos alta, más o menos estable y necesita ser alimentada, en grados diversos, desde el exterior. Aunque las bases se construyan durante la infancia, la autoestima no es inalterable en otras etapas de la vida. Sigue fluctuando.
Se podrían comparar las estrategias que usamos al invertir nuestro dinero y las que usamos para desarrollar la autoestima. La cantidad y la calidad recibida durante nuestros primeros años constituyen un capital inicial.
Los "grandes inversores", que disponen de un importante capital de salida, apuestan su dinero en inversiones que suponen un cierto grado de riesgo, pero que pueden generar muchos beneficios. No temen perder en ciertas inversiones pues, de todos modos siempre les quedará bastante.

Como nunca han sido muy ricos, "los pequeños ahorradores " temen perder lo poco que poseen si corren un riesgo inmoderado. Invierten, pues, con prudencia. De ese modo, sus beneficios están a la altura del riesgo: son bajos.
Aplicado a la autoestima, este modelo "financiero" permite, especialmente, comprender porque las personas con altas y bajas autoestimas utilizan estrategias distintas. Las primeras tienen una actitud audaz ante la existencia: corren más riesgos y toman más iniciativas, y por ello obtienen mayores beneficios para su autoestima. Los segundos, en cambio son más precavidos y prudentes: se muestran reticentes a correr riesgos, sólo lo hacen en marcos previsibles, lo que les proporciona menos ocasión de aumentar su autoestima .

Si la baja autoestima es frugal, casi abstemia, la alta estima puede ser sibarita , pantagruélica. Y uno suele ser el individuo que puede ser y no tanto el que querría ser. La vida cotidiana parece no ser abundante en estímulos. Se vive en paz, mientras la paz no se convierta en inacción, en la paz del sepulcro. La alta autoestima es pura adrenalina y orilla la embriaguez, que puede ser de poesía y de virtud, decía Braudelaire.Y Nietzsche instaba a vivir "peligrosamente" La autoestima tiene mucho de ambición y de peligros. ¿Cuándo una ambición es desmesurada? El tango dice:"Esos platos fuertes no son para vos". La alta autoestima busca el desafío y el estímulo de los objetivos difíciles y que merecen la pena.
Existen cuatro modalidades de autoestima si se tiene en cuenta su nivel de estabilidad (Horstein, 2011).

Autoestima alta y estable

Las circunstancias "exteriores" y los acontecimientos de vida "normales" tienen poca influencia sobre la autoestima. El individuo está fuera de la manada, sin obedecer ni polemizar con los demás. No consagra mucho tiempo ni energía en la defensa o la promoción de su imagen. No necesita defender la. En todo caso se defiende sola .

La excesiva confianza en el propio valor y eficiencia podrían hacernos más vulnerables a los peligros por el hecho de no reconocer límites y rechazar cierta información.
Es cierto que las personas con una buena autoestima no vacilan en pedir ayuda a los demás. Están seguros que la ayuda es un préstamo que podrán devolver. Y los demás son como los bancos: le prestan al que tiene, al que tiene con qué responder. Dicho de otra manera, ayúdate que te ayudaran. En la ayuda hay una promesa de reciprocidad o reciprocidad virtual. El que pide ayuda puede dar ayuda. Puede haber usureros, claro que se cobran la ayuda con sumisiones varias. Puede haber, por supuesto, una toma y daca, una puntada con nudo. Uno sabe con quién está tratando. O se lo pregunta a otro que si sabe (Horstein, 2011).

Autoestima alta e inestable

Aunque elevada, la autoestima de estas personas padece grandes altibajos. "Se ponen locos" ante las críticas y los fracasos, percibiéndolos como amenazas y nos refriegan en las narices sus éxitos y sus virtudes.
Los sujetos de autoestima alta y estable son mucho más atemperados y positivos, mientras que los de autoestima inestable siempre están pendientes del desafío o del reconocimiento de los otros. La presencia constante de amenazas revela la labilidad de la autoestima .

Esquemáticamente hay dos modos de reaccionar ante el fracaso. O aceptarlo y sacar una enseñanza, o culpar a los demás. A partir de un acontecimiento dado, tendemos a atribuirle ciertas características: lo que ha ocurrido depende de mí o del exterior, va a reproducirse o será un hecho aislado, es representativo o limitado.
Este sentimiento de frugalidad conduce a situar la autoestima como preocupación central y exige preservarla a cualquier precio y apelar a una actitud agresiva (para promoverla) o bien pasiva (para protegerla). Ambas actitudes responden a un sentimiento de vulnerabilidad, consiente cuando corresponde a una autoestima baja, y a veces inconsciente en el caso de una autoestima elevada pero frágil .

Las personas con autoestima elevada pero inestable luchan denodada mente. Sus tentativas para destacarse, dominar o hacer querer son constantes. La imagen les reluce pero no es oro. Cuando se empeña asoma una inquietante inseguridad. Estos perfiles de autoestima se encuentran como base de diversos trastornos psicológicos: ira incontrolable, abuso de alcohol y drogas, adicción al trabajo, depresiones y colapso narcisistas .

El éxito es postizo cuando se siente como un implante, una prótesis, cuando implica desgaste emocional, ansiedad excesiva y riesgo depresivo; así como un sentimiento de fragilidad que provoca inquietud o vulnerabilidad ante las agresiones (reales o imaginarias) sobre la autoestima. Los logros nunca aportan demasiada seguridad. El equilibrio narcisista está perturbado, hipotecado en defenderse de las experiencias negativas. Tienen la tentación de la huída hacia adelante, de brillar para no dudar 

Autoestima baja e inestable

Su autoestima es vulnerable. Debido a éxitos o satisfacciones puede subir un poco. Sin embargo, ese sentimiento es frágil y su autoestima se reciente cuando amagan las dificultades.
Las personas con baja autoestima pagan tributo al juicio de los otros. Su temor a engañarse o engañar a los demás los expone a dudas, a sentirse trásfugas, impostores. La vivencia de impostura transforma los aplausos en dudas constantes acerca del merito real. Son indecisos por temor a equivocarse. Con el pretexto de desensillar hasta que aclare (prudencia), terminan montando poco o nada en el caballo 

A veces, muchas catástrofes personales y sociales nos dejan cicatrices (narcisistas), porque les puso el pecho una autoestima "suficientemente buena". Otras, un pequeño traspié pudo ser un trauma si la autoestima está por el piso.
Las personas con baja autoestima parecen mansas pero son muy quisquillosas. No soportan la critica que les hace peligrar lo que tienen; en eso se parecen a los soberbios .

El síndrome del impostor puede ser crónico en sujetos con baja autoestima que suelen pensar que no están a la altura del reconocimiento logrado. Padecen una ansiedad permanente en el cumplimiento de sus tareas. Esta ansiedad los expone a estados depresivos a pesar de "éxitos" notables. Su incomodidad ente el éxito se basa en que éste le produce "disonancia cognitiva" producto de la contradicción de la idea que tiene de sí mismo y la mirada de los otros. Si bien necesita los logros, les temen porque les coloca ante una enorme exigencia.

Una baja autoestima, sin embargo, tiene aspectos beneficiosos porque la modestia favorece que aceptemos a los demás y sus puntos de vista, lo que ayuda a comprender aquello que no comprendemos.
Por el contrario, una elevada autoestima puede hacer que el sujeto no escuche las informaciones del entorno y, si bien soporta mejor los fracasos, los atribuye a causas ajenas a él. Para evitar cuestionamientos suele rodearse de halagadores, lo que puede conducirlo a perder contacto con la realidad, fomentando actitudes omnipotentes 

Autoestima baja y estable

En este caso, la autoestima se ve poco afectada por los acontecimientos exteriores. Están resignados y hacen pocos esfuerzos para valorarse a sus propios ojos o a los de los demás. Si no se sienten queridos, tenderán a replegarse en lugar de renovar vínculos satisfactorios. Si creen haber fracasado, tenderán a paralizarse y reprocharse sin darse otras oportunidades. Se ilusionan con fantasía de éxito y gloria, pero el temor a las decepciones los paraliza. Dependen excesivamente del reconocimiento de los otros .

En personas con baja autoestima predominan las emociones negativas (vergüenza, cólera, inquietud, tristeza, envidia) y padecen de un sentimiento de vulnerabilidad al sentirse amenazadas por las vicisitudes de la vida cotidiana. Cualquier riesgo es una amenaza. Se dedican más a la protección de la autoestima que a su despliegue, evitan arriesgarse a la crítica o al rechazo. Permanecen en la sombra, porque no están dispuestos a exponerse .

Los sujetos con la autoestima equilibrada tienden a buscar una evaluación, mientras aquellos con una autoestima baja buscan la aprobación. No se trata de miedo sino de alergia al fracaso. En los trastornos de la autoestima (esa hipocondría del yo), el dolor y la muerte se ocultan tras el miedo al fracaso y el rechazo social.
Cuanto más afectada está la autoestima, existe el riesgo de una depresión prolongada y grave. Es menos probable que pueda superar la depresión un individuo pesimista y que no da ocasión de ser alentado. En las depresiones leves, en cambio, las personas están dispuestas a recibir mensajes valorizadores .

En las personas con una baja autoestima no existe ninguna relativización, ninguna distancia, ninguna indulgencia hacia los pequeños defectos. Por pensar sólo en lo que los otros piensan se olvidan en pensar en ellos mismos. La baja autoestima es una forma de alienación, ya que se delega en los otros el poder de dictaminar cuánto vale el sujeto en quien predominará un sentimiento de tedio y vacío.
Cuando la autoestima es baja disminuye a la resistencia frente a las adversidades y las personas encallan frente a vicisitudes superables. El déficit en él autoestima no supone incapacidad para los logros, ya que se puede tener el talento y empuje necesarios para concretarlos. Sin embargo, disminuye la eficiencia y la capacidad de alegrarse con sus logros que serán viven-ciados como insuficientes .

Cuanta menos autoestima tiene una persona, más inadecuada será su comunicación, debido a sus pensamientos y sentimientos, y al temor a la reacción a los otros. A la inversa, una autoestima elevada fomenta la vitalidad y la extroversión 
Prefieren tener un lugar asegurado en un grupo poco valorizado a esforzarse para defender un lugar en un grupo competitivo. Los atrae demasiado la inserción en un colectivo: dispuestos a compartir los éxitos, encuentran allí sobretodo la seguridad de una disolución de las responsabilidades si el fracaso se produce 

Autoestima equilibrada: ilusión realizable

¿Cuándo la ilusión es "buena" y cuando es "mala"? Es negativa cuando es un sustituto de la acción. La ilusión del trabajador que quería hacerse la casita; sus esfuerzos, sus luchas, sus sacrificios. Las noches de desvelo cuando no le alcanzaba la plata para la cuota del terreno. Ilusiones del ambicioso que a veces, para llegar a sus metas, tuvo que dejar demasiadas cosas en el camino.

En el lenguaje corriente, ilusión quiere decir muchas cosas: creencia, fantasía, proyecto, etc. Aquí trataremos de darle un significado preciso. Lo primero será separarla de la ilusión de error. La ilusión es una representación cautiva en su punto de vista, que requiere incluso al conocimiento de su propia falsedad. Los errores saltan a la vista. Las ilusiones falsas, no. El error es una carencia (de conocimiento). La ilusión, un exceso de creencia, de imaginación. Hacerse ilusiones es tomar los propios deseos por realidad. Puedo equivocarme sin que sea en función de mis deseos (entonces se trata de un error, no de una ilusión). La ilusión, aunque pueda ser falsa, y aunque lo sea la mayoría de las veces no es un error. Es una creencia. Parafraseando a Louis Altrusser, sólo una concepción ilusoria de la humanidad ha podido imaginar una humanidad sin ilusiones: sólo una concepción ideológica de la sociedad ha podido imaginar sociedades sin ideologías .

Con una autoestima equilibrada las ilusiones suelen ser un preámbulo de la acción, en vez de representar una alternativa: su modo de actuar (aceptar riesgos, intentar desarrollar sus competencias, ampliar sus límites) permite consolidar la autoestima .
Si el requisito para una buena autoestima fuera ser perfecto, nadie la tendría. No hay cuerpos totalmente sanos ni psiquismos sin fallas. La vida privada de Picasso no era una pintura. Muchas estrellas de Rock viven a los tumbos con la droga. Elegir es privarse de otras elecciones, como cuando se elige pareja. En general, por más que algunos solos estén bien, elegimos pareja porque solos nos sentimos incompletos. Elegimos emprender negocios inmobiliarios no porque la música no nos apasione. Somos incompletos. Es verdad que a veces podemos hacer mejor lo que hacemos o hacer más cosas, pero no podemos hacer todas las cosas.

Tal vez tengamos que ocuparnos de los distintos sentidos de la palabra "resignación". La entendemos como la renuncia a la satisfacción de un deseo, no como la muerte del deseo. La revelación dice no. La aceptación dice sí. La resignación es un inacabado proceso de duelo, demasiado confortable para que se desee abandonarla. Demasiado triste para quedarse ahí.

No canto perfectamente y no participare en la "Voz México". Pero saberlo no me impide mostrar, en los modestos karaokes, de lo que soy capaz actualmente (me divierte)… sobre todo si me resulta placentero y tomo clases y, así, la semana que viene cantaré un poco mejor, lo cual no es un consuelo sino un aliento legítimo 
En una entrevista laboral muestro lo mejor de mí y disimulo mis aspectos débiles, pero sé que los tengo, lo mismo que en cualquier escenario.

Con mis mejores aspectos puedo hacer dos cosas: ) abandonar la lucha en los otros frentes, o 2) darme aliento en los otros frentes ("si pudiste A, quizás puedas B, C, etc.).
La autoestima, si bien no prescinde de los éxitos, está conformada también de convicciones y de una visión de sí mismo.

Las vocecitas. "Crítica interior" son todos los pensamientos críticos destinados a nosotros mismos. Se trata a menudo de un discurso interiorizado, consecuencia de lo que oímos cuando éramos niños. Es necesario tomar conciencia de las modalidades de auto crítica. En Japón, un chico se suicido porque lo habían reprobado de un examen. Otro en Argentina, se lo tomó con calma. Otro, se dijo que en adelante se tomaría más en serio sus estudios. A otro chico, para consolarlo, pobrecito, le regalaron un viaje a Disney World .

La hipercrítica opaca los éxitos actuales y dirige el reflector sobre los fracasos laborales y afectivos. Esta de valuación puede ser constante o activarse sólo en ciertas situaciones en las que, equivocadamente o con razón, tenemos la sensación de revelar nuestros límites y puntos débiles.
La etiqueta no es lo más importante. Para dar cuenta de la autoestima se trata de entender los fenómenos psicológicos y las dimensiones subjetivas de los procesos sociales. Se trata de dialogar. El psicoanálisis ha hecho méritos para representar, en esa asamblea-juicio, a la parte psíquica. Pero la asamblea está abierta a todas las corrientes psicológicas y a todas las corrientes sociológicas. Cuando se "socializan" los procesos psíquicos se "psicoanalizan", no demos más vueltas: hay intereses creados o reducciones empobrecedores .

Tendremos que abordar nuestra concepción del sujeto. Pero no para reflotar el orondo personaje de la modernidad. Era un tipo consciente, autónomo, transparente para sí mismo ("se las sabia todas"), dotado de libre albedrío y dueño de su destino. El tipo de hoy, usted o yo, trata de sacar la cabeza en un mar de contradicciones. En vez de libertad, palabra tan endiosada, hablemos de "márgenes de maniobra". Maniobremos en los márgenes. Los márgenes de libertad no implican ausencia de coerciones sino, por el contrario, que las coerciones son muchas y variadas. En consecuencia, la persona es llevada a tomar decisiones, a elegir dentro del espacio creado por las contradicciones que lo atraviesan.
Es alguien que quiere comprometerse pero no domesticarse, que respeta la autonomía de los demás pero que exige que la suya sea respetada. No es bueno ni es posible que el hombre esté sólo. El sujeto recibe, del medio, alimentos que podrían llegar a ser nocivos, pero también propuestas deseables. El mundo ofrece. Y nosotros elegimos, a corto, a mediano y a largo plazo. En el corto plazo elegimos urgidos por la necesidad. En el mediano y en el largo entran a empujar nuestros proyectos. Cuando estamos mal nos impulsa sólo el pasado. Por supuesto que hay proyectos inviables. Son los desmesurados e inalcanzables. Me propongo jugar al fútbol como Messi, hacer la carrera de Bill Gates o de Daniel Baremboim .

Resumiendo: Los conocimientos necesarios para una autoestima saludable implica que los otros primordiales lo hayan criado con amor y respeto, le hayan ofrecido reglas estables y razonables que contribuyeron a generar expectativas adecuadas, sin recurrir al ridículo, la humillación o el maltrato físico y hayan tenido confianza en sus capacidades.