sábado, 15 de septiembre de 2012

¿Qué es la ignorancia?


Cuándo alguien te dice ignorante no debes sentirte ofendido, ya que la palabra ignorante muchas personas la han decidido tomar como un insulto, aunque no es más que una palabra común. La palabra ignorancia significa: “Desconocimiento de algo”. Lo cuál, no tiene nada de malo.
Sócrates dijo: “Solo se que no se nada”. Y dejame decirte que tenia mucha razón. Es imposible saberlo todo, ¡Imposible!, por más que lo intentes siempre será así.
Te tengo una noticia, ¡Eres un ignorante!, yo también, el presidente, jack también… Todos los somos, por la sencilla razón que todo tenemos desconocimiento de algo, no importa el tema, pero lo tenemos, así que eso nos convierte en ignorantes.
Los sabelotodos.
Muchas personas intentan dárselas de sabelotodos. Son aquellos que, cuándo un tema sale a relucir, se vuelven locos y comienza a intentar hacer creer a los demás que son unos genios, cuándo la verdad es que no saben ni donde están parados.
“El que intenta demostrar que sabe mucho de una manera constante y molesta, es una muestra clara de que poco sabe, y quiere dar a la luz los mínimos conocimientos que tiene sobre X ó Y tema”.
Las habilidades del barquero.
“Un día un erudito fue a pescar a la costa, se dirigio a donde un lanchero y le pidió  que lo dirigiera dónde se encontraban los peces.
Luego de cruzar unas pocas palabras, el erudito comenzó hacerle preguntas al Lanchero para dejar claro que era una persona de clase e instruida “Quien pinto Tal y cual Obra, cual fue el pintor mas reconocido de la historia, entre otras preguntas”.NO SE, decía El lanchero dentro de su ignorancia, mientras comenzaba a sentirse tonto. En una muestra clara de arrogancia, el empresario quiso demostrarle al lanchero que era una persona culta, y el lanchero no lo era, le dijo -“Te haré una pregunta fácil: ¿Quién pinto la mona lisa?”- No lo sé- Respondió nuevamente el Lanchero- mientras se sentía completamente humillado.
No paso mucho tiempo cuando el barquito del lanchero choco con una gran piedra y empezó a hundirse. Cuando quedaron en medio del lago, el lanchero mostraba una gran destreza nadando, era un experto en esa área, para su desgracia el erudito No SABÍA NADAR. Aquel hombre comenzó a pedir desesperadamente que lo salvaran, de grito en grito. El Lanchero lo ignoraba, mientras se alejaba nadando, le grito: “AHORA QUIÉN ES EL QUE NO SABE”.
El lanchero solo lo hizo para asustarlo y darle una lección, luego volvió y salvó al empresario”
Moraleja: “Todos somos ignorantes, aunque en distintos temas”
El tema de la ignorancia es un tema bastante interesante y a la vez amplio, que seguro podré retomar en otra ocasión. Cuándo alguien te diga ignorante, no te preocupes, ya que todos los somos. Si desconoces un tema no tienes porque sentirte avergonzado ya que seguro tienes más conocimientos en otras áreas, es decir, tienes las habilidades del barquero.
No obstante, recuerda lo que dijo Mahoma: “Buscar el conocimiento hasta en la China”, ya que siempre es bueno saber más.
 

En filosofía el estudio de la ignorancia va parejo al estudio del conocimiento, siendo ambos parte central de la epistemología. La filosofía secular condena generalmente la ignorancia al modo ilustrado en la obra clásica Canción de Navidad donde el fantasma de las navidades presentes enseña a Scrooge las personificaciones en forma de niños de la ignorancia y la miseria, señalando a la primera como la más dañina. 

 

A pesar de la advertencia de ciertas creencias de que la ignorancia es fuente de dicha, en general las religiones tienden a considerarla más dañina que benéfica. Por ejemplo el Islam ve la ignorancia de una forma especialmente diabólica y que debe ser rápidamente eliminada.
En sociedades con sólidos sistemas de jerarquía o un sistema de castas, la ignorancia con respecto a los detalles y reparto del trabajo puede ayudar directamente a la especialización en el trabajo, reduciendo celos y descontentos y ayudando de ese modo a la armonía social. En este tipo de sociedad los medios de comunicación tienden a estar muy controlados para evitar que se difundan conocimientos prohibidos.
 

Cuando se encuentran culturas diferentes, la ignorancia puede llegar a ser particularmente peligrosa, ya que la incapacidad para comprender las costumbres puede producir ofensas y daños. Cuando los europeos comenzaron la colonización de Norteamérica, hubo muchos incidentes en los cuales los conflictos surgieron de malentendidos involuntarios. Por supuesto, hubo también muchos auténticos choques de valores y fanatismo -un subproducto de la ignorancia que se convirtió en racismo e intolerancia. 

Lo diferente tiende a verse como algo peligroso y amenazante en la cognición animal
. 

En seres humanos, la ignorancia de otros estilos de vida o circunstancias y la falta de empatía con sus experiencias, se cita en la ciencia política como una de las causas más comunes de conflicto. Por tanto crear experiencias comunes tales como plantar olivos en zonas donde han sido arrancados debido a un conflicto, y aprender al mismo tiempo, se considera una de las formas más efectivas de educación y pacificación. El teórico político británico Bernard Crick pone el acento en esta clase de habilidad y actividad allí donde es difícil o imposible compartir puntos de vista. 

Ignorancia se toma a menudo como sinónimo de estupidez, tomándose de ese modo como un insulto, cuando es más bien una crítica.