viernes, 6 de julio de 2012

EL PODER DE LA INTENCIÓN



Las 7 Fases de la intención:
Creatividad
Bondad
Amor
Belleza
Expansión
Receptividad
Abundancia
"Cuando cambias la forma en como miras las cosas, las cosas que miras cambian"
Un video largo, pero que vale la pena ver, esto nos recuerda que no solo hay una inmensa porquería en el mundo; posiblemente causada y mantenida por nosotros mismos de acuerdo a la serie de pensamientos que tenemos y por los que hemos sido influenciados.

Sino que también tenemos herramientas para poder ser mejores, crecer y poder cambiar cualquier situación de nuestro entorno, pero el cambio comienza en nosotros mismos.


Intención es un término con origen en el latín intentĭo que permite nombrar a la determinación de la voluntad hacia un fin. Lo intencional es conciente (se lleva a cabo en pos de un objetivo). Por ejemplo: “Perdón, no tuve intención de golpearte”“Mi intención fue llevar un poco de calma y no generar un nuevo enfrentamiento”“Estoy molesto porque aún no logró descubrir cuál es la intención de Romina”.
La intención suele estar vinculada al deseo que motiva una acción y no a su resultado o consecuencia. Si un jugador de fútbol golpea a un rival cuando intentaba patear la pelota, se dirá que fue un golpe sin intención, ya que el jugador en cuestión pretendía impulsar el balón y no lastimar al colega.
Esto hace que también sea posible distinguir entre la buena intención y la mala intención. Hay actos que se realizan con buena intención (con un objetivo noble) aunque sus consecuencias sean dañinas, mientras que otras acciones nacen con mala intención cuando su objetivo es herir o lastimar.
Un ejemplo de un comentario con buena intención que termina lastimando al prójimo ocurre cuando una persona le pregunta a otra sobre un determinado familiar, y el interlocutor se apena y le responde que falleció. El sujeto removió un recuerdo doloroso sin querer hacerlo, ya que realmente le interesaba saber cómo andaba la persona fallecida y, obviamente, no sabía de la muerte.
La filosofía, por último, define a la intencionalidad como la relación entre la conciencia y el mundo. Esto quiere decir que la intencionalidad está vinculada a la actividad de la mente con referencia a un objeto.