miércoles, 6 de marzo de 2013

CRISIS EMOCIONAL EN SUS ESTADOS


Crisis es un estado temporal de trastorno y desorganización, caracterizado principalmente por la incapacidad del individuo para abordar situaciones particulares utilizando métodos acostumbrados para la solución de problemas, y por el potencial para obtener un resultado radicalmente positivo o negativo.
Crisis significa al mismo tiempo peligro y oportunidad.
Uno de los aspectos más obvios de la crisis, es el trastorno emocional grave o desequilibrio experimentado por el individuo. Se describen sentimientos de tensión, ineficacia e impotencia.
En general, las personas en crisis experimentan significativamente:
  • Sentimientos de cansancio y agotamiento, desamparo, inadecuación y confusión, tristeza, desasosiego, estrés, tensión.
  • Síntomas físicos, ansiedad y desorganización.
Casi cualquier definición de crisis se centra en la idea de que el enfrentamiento o la solución de problemas se han trastornado. El problema es demasiado grave, demasiado intenso para nuestros recursos, que no resultan ni suficientes ni disponibles para resolver lo que está sucediendo (apreciación subjetiva). La persona en crisis se siente completamente ineficaz para abordar esas circunstancias.
El estado de crisis se caracteriza por un trastorno en estos procesos: una primera valoración de la situación y el peligro y una respuesta adaptada. La solución racional de problemas es imposible (petición de ayuda, resolver una cosa por vez…) y se tiene incapacidad para manejar aspectos subjetivos: miedo, dolor, etc.
Siete características del comportamiento efectivo ante una crisis:
  • Explorar resultados reales y solicitar información.
  • Expresar sentimientos negativos y tolerar la frustración.
  • Pedir ayuda a otros.
  • Trabajar un problema por vez.
  • Ser consciente de lo que propicia la desorganización y la fatiga, manteniendo el control y el esfuerzo como sea posible.
  • Dominar y flexibilizar sentimientos.
  • Confiar en sí mismo y en otros y ser optimista en cuanto a los resultados.
Resultados de las crisis
Positivos: la persona aprende de sus experiencias y produce un cambio positivo en su vida.
Negativos: se desarrolla alguna patología (depresión, trastornos de ansiedad, trastorno de estrés postraumático, etc.)
TIPOS DE CRISIS
Las crisis pueden ser del desarrollo (evolutivas o naturales), accidentales (inesperadas y repentinas) o circunstanciales (anticipadas o previsibles.)
A – Crisis del desarrollo:
Las crisis del desarrollo son más predecibles y sobrevienen cuando una persona va cumpliendo etapas en su vida desde la niñez  hasta la vejez.
  • Crisis del nacimiento e infancia
  • Crisis de la pubertad y adolescencia
  • Crisis de la primera juventud
  • Crisis de la edad media de la vida
  • Crisis de la tercera edad
B – Crisis Accidentales:
Concepto de crisis Accidental
Estado temporal de trastorno psicológico caracterizado por ansiedad, confusión y desorganización, causado por un suceso inesperado que es vivenciado como amenaza o pérdida y que resulta insuperable con los mecanismos habituales de la persona para enfrentar problemas.
Las personas en crisis suelen presentar como síntomas: ansiedad, sentimientos de desamparo, confusión, cansancio, síntomas físicos y desorganización en el funcionamiento de sus actividades familiares, laborales y sociales.
Ejemplos de crisis accidentales:
  • Robos
  • Pérdidas
  • Muerte
  • Enfermedades insospechadas
  • Desempleo
  • Fracaso económico
  • Violaciones
  • Incendios
  • Desastres naturales
  • Guerras
La crisis accidental:
  1. Es repentina: aparece de golpe.
  2. Es inesperada: no puede ser anticipada.
  3. Es urgente: amenaza el bienestar físico o psicológico.
  4. Puede ser masiva: muchas crisis accidentales afectan a muchas personas al mismo tiempo (por ejemplo desastres naturales).
  5. Implica peligro y oportunidad: la crisis puede dar como resultado un mejoramiento o empeoramiento de la situación de la persona.
C – Crisis Circunstanciales:
Concepto de crisis circunstancial
Estado temporal de trastorno psicológico caracterizado por ansiedad, confusión y desorganización, causado por un suceso que puede ser anticipado, puede preverse y es vivenciado como amenaza o pérdida y resulta insuperable con los mecanismos habituales de la persona para enfrentar problemas.
Las personas en crisis suelen presentar como síntomas: ansiedad, sentimientos de desamparo, confusión, cansancio, síntomas físicos y desorganización en el funcionamiento de sus actividades familiares, laborales y sociales.
Ejemplos: divorcio o separación, desempleo anunciado, muerte anticipada; en general, aquellos eventos que pueden ser anticipados o son previsibles.
Factores que inciden sobre el éxito o fracaso de la resolución de una crisis.
  • Comprensión cognitiva-emocional de la situación (percepción del problema)
  • Fortaleza del Yo.
  • Mecanismos de enfrentamiento, conscientes e inconscientes.
  • Red de apoyo familiar y social (contención).
  • Resiliencia