sábado, 21 de abril de 2012

QUERER ES PODER!!!


El primer obstáculo a superar frente a un deseo que no nos atrevemos a ejecutar, no está en el afuera, sino en nuestra propia mente. Esta barrera mental es útil y necesaria si es empleada para reprimir deseos perjudiciales para nosotros o para nuestro medio, pero se convierte en fuente de sufrimiento cuando nos impide crecer. Utilizando estos tips encontrarás modos de superar límites impuestos por la educación o la cultura y te acercarás a aquello que te beneficie genuinamente por ser coincidente con tus valores y principios éticos.

PASOS
Nº1 Antes de decir que no puedes o que no quieres, tómate un par de minutos para escuchar tu interior. Al no responder por reflejo, le darás a tu mente la oportunidad de reflexionar antes de responder.

Nº2 Cuando sientas o digas "no puedo", imagina que no es cierto. Toma tu negativa como si fuera simplemente el disfraz de un temor y no le des credibilidad o importancia. Reflexiona acerca de los beneficios que obtendrías si pudieras. Evalúa el costo. Luego, decide.

Nº3 Cuando sienta que la frase "no puedo" se te impone, añádele otra frase que refleje posibilidades temporales. Por ejemplo: "no puedo por ahora", "no puedo hoy, pero mañana sí lo haré", "no puedo por el momento, pero me prepararé para hacerlo".

Nº4 Evita las ideas absolutas y reemplázalas por grados de posibilidad. Por ejemplo, en lugar de afirmar "no puedo hacerlo", pregúntate "¿podré hacerlo? A medida que avances en tu práctica podrás reforzar esta actitud positiva diciéndote: "Deseo hacerlo... ¿Cómo podría hacerlo?", "Intentaré hacerlo", "Lo estoy haciendo".

Nº5 Repite varias veces al día frases tales como "puedo lidiar con este problema y resolverlo", sin importar si lo "crees" racionalmente o no. Aunque en un principio las digas o las pienses con poca carga afectiva, la repetición te permitirá grabar un "sendero nuevo y positivo en tu memoria", el que se reforzará con aquello que hagas para enfrentar el problema

Nº6 No te quejes de tus imposibilidades. Apóyate en alguna de tus virtudes y comienza, a partir de ella, tus reflexiones acerca de la conveniencia o no de cumplir lo que deseas.

Nº7 No te exijas hacer todo de modo solitario y heroico. Comparte tu plan de desafío al "no puedo" con alguien de tu confianza y reúnete periódicamente con esa persona para evaluar tus progresos.

Nº8 Cuando confirmes que te faltan herramientas para poder concretar tus deseos, capacítate, infórmate, estudia. Nadie puede todo en cualquier momento, pero es posible prepararse para realizar aquello que quieres en un futuro.

Importante!!!
 Aunque existan, en la actualidad, circunstancias que te impidan objetivamente la acción, ten presente que no será así eternamente. Prepárate desde hoy para estar listo y, en ese momento, avanzar con resolución.