lunes, 30 de abril de 2012

Como saber si mienten???



Quién no dice una mentira de vez en cuando, para salirse con la suya? O para tapar algo que no queremos que se sepa. De hecho, me consultan muchas personas con esta temática. Mas cuando tejemos una maraña de mentiras y no sabemos cómo salir, nos vemos enredados en un problema serio. Y si quien desfigura los acontecimientos es otra persona, tal vez nos veamos inmersos en asuntos en los que no deseamos formar parte. Este es otro laberinto con salida.
El tergiversar los hechos no es solamente una diferencia de mapas, con la que a menudo solemos toparnos al relacionarnos y comunicarnos con otras personas. Algunas personas mienten casi todo el tiempo. En muchos casos, descaradamente. Modifican sucesos, lugares, nombres, fechas. Lo peor de esta situación es que se creen sus propias mentiras. Inventan un mundo paralelo en el que imponen sus propias reglas. Creen que así todo está bajo su control.
Al desenmascararlos, o tratar de hacerlo, sobreviene un gran enfrentamiento. “No recuerdo lo que me dices”. “Eso nunca sucedió, yo no pude haber hecho ese comentario”. “Las cosas son como yo digo, tú no tienes ni idea”. Pueden hasta ponerse violentos si los enfrentamos con los hechos tal como sucedieron. Sus relaciones personales sufren. Las laborales, también, ya que pierden credibilidad.
Todos conocemos personas que mienten, ocultan o desfiguran la realidad. Si lo piensas detenidamente, en varias oportunidades tú mismo has apelado a este recurso para obtener algo que deseabas o para esquivar algo que no querías que sucediera. El problema se suscita cuando alguien no puede dejar de mentir, cree las cosas que inventa, se enfrenta a quienes desautorizan sus ideas y esto incide en su comportamiento cotidiano y en su interacción con los seres de su entorno.
o creo que para algunas personas la mentira se transforma en algo que en cierto momento ya no pueden controlar. Han tergiversado la realidad, tantas veces, de una miríada de maneras diferentes, y hallan casi imposible dejar de hacerlo. Su necesidad de despegarse de lo que en verdad sucede es tan grande que apelan a cualquier recurso para guarecerse. Es un mecanismo de protección aprendido con los años. Al no poder enfrentarse a duras verdades que los entristecían, creaban otras basadas en su frondosa imaginación. Y esto se transformó en un hábito. Es otra de las maneras de escapar del presente.
El mentir provoca un aislamiento emocional importante. Es tanta la energía que se pierde al tratar de sostener algo que no es real, que la persona queda agotada y se encierra aún más en sí misma, lo que la disocia del resto de la gente.
Otro factor que incide y aumenta el aislamiento es el miedo a ser descubierto. Para algunas personas este miedo llega a ser un aliciente, ya que prueban su inteligencia y la comparan con la del resto de las personas, ¿se darán cuenta que lo que digo no es real? ¿O seré yo más inteligente y capaz que ellos? En este juego perverso, la adrenalina que se genera es comparable a la de personas con problemas de adicción. Creen que pueden dejar de mentir en cualquier momento, cuando lo cierto es que se hunden cada vez más en las historias que crean. Esperan que los demás no se den cuenta del problema que realmente les aqueja.
¿Se puede ayudar a cambiar a alguien que presenta este comportamiento? Claro que sí, siempre y cuando contemos con la determinación de cambiar de dicha persona.
Si en tu caso, creaste una irrealidad en algún área de tu vida y decides ponerle punto final a esta situación para vivir en paz contigo mismo de aquí en adelante, ten en cuenta que además de experimentar una gran sensación de alivio y confianza plena en ti, algunas personas pueden llegar a enojarse o a desaprobarte al darse cuenta de lo que estuvo sucediendo. Se producirán ciertos cambios en tu entorno que, a su debido momento, te darás cuenta que fueron para bien. Hay que pasarlos con voluntad férrea y la decisión de hacer, finalmente, lo correcto.
Hace tiempo leí en un libro una cita que decía: “El 50% de la gente te querrá, hagas lo que hagas, y el otro 50% de la gente no te querrá, hagas lo que hagas”. No hay nada mejor que vivir en la realidad y aceptarla, es sano, acerca la tan deseada tranquilidad mental y emocional… ¡y es bien posible lograrlo!.
¿Te has preguntado nunca cómo sería tu vida si tuvieras un detector de mentiras? Es decir, un transistor que cada vez que alguien te mienta oyeras un pitido: “pip” , “pip” , “pi pi pi piiiiip”.
Estás de suerte, este dispositivo existe y es más potente aun que lo que acabamos de imaginar. ¿Sabes como se llama ese dispositivo? CEREBRO, tu cerebro tiene la capacidad de como saber si mienten simplemente analizando las incongruencias del lenguaje corporal.
Y no solo eso sino que hasta puedes captar la omisión a la verdad, cosa que ningún detector de mentiras podrá averiguar jamás. ¿Por qué? Omitir la verdad no es mentir, si yo te digo: “hoy me he levantado” no te estoy mintiendo, es verdad, pero quizás te estoy ocultando que me he meado en la cama. ¿Como lo averiguarías?
Cuando aprendes a leer el lenguaje corporal tal como enseñamos en nuestro videocurso: Todo sobre el lenguaje corporal y como utilizarlo, aprendes a distinguir los matices del lenguaje corporal y a detectar el nerviosismo en él. Si yo te digo: “hoy me he levantado” y notas que hago un movimiento nervioso y mi tono de voz tiembla un poco, imperceptiblemente, pero tú sabes lo que significa junto con mi gesto nervioso, entonces puedes detectar que algo ha pasado.
Algo dentro de la frase: “hoy me he levantado” me incomoda y si me incomoda es porque no es precisamente algo de lo que me sienta orgulloso. Si a partir de ahí escarbas: “¿qué te ha pasado esta mañana?” , yo: “nada”, él: “va dímelo, que sé que te ha pasado algo, ¿Qué te ha pasado?”, yo: “que nada” , él: “no me mientas, va, dímelo, si sabes que me lo terminarás diciendo igual”, yo:” vale, pues que, joder, me he meado”.
¿Ves? No te han mentido, pero tú gracias a leer el lenguaje corporal has sabido incluso, sonsacar información que estaba oculta y habría pasado inadvertida para todo el mundo.
Esta habilidad de como saber si mienten es tremendamente útil para todos los ámbitos de su vida porque así, puedes saber, mientras estás proponiendo algo si a la otra persona le parece bien o no.
En este aspecto hay que ser inteligentes y no amedrentarse. Simplemente porque le propongas a una chica salir y se cruce de brazos no significa que no le guste tu plan, tienes que analizar todos los detalles y probar a ver que ocurre dado que, el lenguaje corporal a parte de técnicas y estudios es práctica para que lo adaptes y calibres a ti.
Hay muchas personas que a parte de que les es imposible como saber si mientenademás su visión y lectura del lenguaje corporal se ve perjudicada por prejuicios. Si una persona coge manía a los brazos cruzados, cada vez que alguien los cruce se sentirá incómodo. Puede que le pida un ascenso a su jefe y justo cuando este vaya a concedérselo la persona diga: “no pasa nada, da igual” simplemente porque su jefe ha arqueado la ceja y eso le hace pensar que está muy a disgusto, cuando al igual, tu jefe simplemente no estaba cómodo del todo pero aceptaba la situación.
Dentro del como saber si mienten hay mentiras que son muy difíciles de detectar. Hay dos ocasiones en las que esto se hace peculiarmente difícil aunque seas un experto en lenguaje corporal. La primera es con los mentirosos compulsivos, que mienten tanto que se creen sus propias mentiras y las cuentan viviéndolas con lo cual no vas a detectar incongruencias.
Aunque si bien es cierto, con malpensar con estas personas aciertas el 95& de las veces. La segunda es cuando la mentira no implica nada emocional para la otra persona. Por ejemplo, jugando a un juego de cartas que se basa en mentir.
Si la otra persona fuerza un lenguaje corporal neutro será muy difícil detectar cuando miente y cuando no. La única posibilidad en este caso para como saber si mienten se basa en estar muy atento a su lenguaje corporal, tono de voz y gestos y averiguar si tiene algún tic o manía que hace cuando miente.
Por ejemplo, se rasca la oreja o mira con los ojos para abajo cada vez que miente jugando a las cartas. Esto es muy difícil de detectar dado que a veces son movimientos involuntarios y extremadamente irreconocibles como un tic fugaz de un ojo, o una mirada hacia la izquierda de un micro segundo.
Pero para tu suerte, tranquilo, las mentiras no son ni de lejos tan difíciles de detectar. La mayoría incluso son fácilmente detectables pero… Hay que aprender a distinguir entre mentiras y medias verdades. La gente lo que suele contar es medias verdades, es decir, una exageración de la realidad.
Casi todo el mundo lo hace y en cuanto aprendes a como saber si mienten te das cuenta de que es algo habitual. ¿Qué alguien cobra 900€ al mes? Dice que cobra 1200€. ¿Que se van de vacaciones 5 días a París en avión? Mentira, se van 2 y en bus.
Como saber si mienten se basa en analizar el lenguaje corporal en dos fases. La primera fase trata de averiguar como es la persona. Qué tipo de carácter tiene en base su lenguaje corporal para hacernos una idea aproximada de cómo es la otra persona. Así nuestra lectura acerca de como saber si miente o no será mucho más aproximada.
Pero cuidado, porque a veces el lenguaje corporal de una persona puede decir que es sincera y amable, pero luego al conocerla mejor podemos darnos cuenta de que sí, es así, pero esa persona tiene unos demonios internos que la vuelven muy envidiosa y recelosa de los demás. Con lo cual, aunque sea buena persona nos daremos cuenta que teníamos que habernos fijado en su lenguaje corporal nervioso y esquivo como símbolo de que “algo esconde”.
La segunda fase se basa en analizar lo que dice y como son sus gestos, tono de voz y lenguaje corporal cuando lo dice, a partir de ahí podremos llegar a una aproximación muy exacta y darnos cuenta para como saber si miente o no.
Hay una cosa que destacar y es que cuando la otra persona miente forzada y voluntariamente es más difícil detectar la mentira. Y si le acusas de mentir y el refuerza que no es mentira también. ¿Por qué? Porque entonces refuerza todo su lenguaje corporal y congruencia para que te lo creas.
Como saber si mienten tiene su mayor potencial cuando la otra persona no sabe que la estamos analizando y se cree que somos inocentes corderitos. Más vale pasar por tonto siendo superdotado que pasar por superdotado siendo tonto.
Porque cuando te minusvaloran relajan las defensas y ahí puedes sacar tu mayor potencial multiplicado. A la hora de como saber si mienten te hará tu vida mucho más fácil y te facilitará muchísimo la lectura del lenguaje corporal.